Dulces Sueños en el Instituto Maxilofacial

Con este post, la Dra. Adaia Valls describe un procedimiento que es imprescindible en todas las cirugías, la anestesia que aplicamos a nuestros pacientes.

Años atrás, los procedimientos quirúrgicos solían realizarse o bien bajo anestesia local o bien bajo anestesia general. Sin embargo, los avances en el sector de la anestesiología y el uso regular de las sedaciones, han permitido ampliar la gama de grises de dichos procedimientos. Describimos 3 de los principales tipos de anestesia: local, general y sedación.

Anestesia local

Como bien sabemos, la anestesia local adormece solamente una pequeña zona específica del cuerpo, y gracias a ella desaparece el dolor. Su uso es habitual en procedimientos ambulatorios, en cirugías cortas y de carácter local.

Anestesia general

El otro extremo se encuentra representado por la anestesia general, que se utiliza en operaciones en las que es necesario que el paciente esté completamente inconsciente: por ejemplo, en cirugías de órganos profundos, en las que precisamos que el paciente esté relajado o inmóvil. En estos casos, el anestesista duerme y relaja completamente al enfermo, por lo que es necesaria una intubación para mantener la función respiratoria de éste. Durante la cirugía, el anestesista debe controlar en todo momento las constantes vitales, las funciones corporales y el estado del paciente.

Sedación ambulatoria

Afortunadamente, la sedación es un procedimiento muy poco invasivo que solventa los problemas de ansiedad del paciente, dando una sensación de sueño y relajación muy agradables. Es un método ideal para aquellas cirugías que no requieren una anestesia general y que con una simple anestesia local, el estado de ansiedad del paciente se vería comprometido. Además de ser un procedimiento exento de la mayoría de adversidades de la anestesia general, permite retomar las actividades cotidianas pocos minutos después de la cirugía. Por esta razón, cada vez se utiliza más en el régimen de las cirugías ambulatorias.

Podemos diferenciar dos tipos de sedaciones: la consciente y la profunda. En ambas, el anestesista controla las constantes y el estado del paciente en todo momento. En la primera, el médico provoca una depresión de la conciencia del paciente sin que éste pierda los reflejos de defensa y la capacidad de responder a indicaciones verbales y estímulos físicos. Por otro lado, la sedación profunda consiste en llevar al paciente a una depresión de la conciencia profunda. En este caso, el paciente está profundamente dormido y pierde la capacidad de responder a estímulos físicos y/o verbales.

Nuevos protocolos de anestesia en el Instituto Maxilofacial

El Instituto Maxilofacial, centro de referencia de innovación y progreso, está dotado de las instalaciones y soportes necesarios para llevar a cabo procedimientos quirúrgicos bajo sedación ambulatoria con total comodidad. El Dr. Hernández Alfaro ha desarrollado y publicado en la literatura científica, protocolos de Cirugía Ortognática bajo Anestesia Local y Sedación. Cirugías como la SARPE (Expansión del Paladar Asistida por Cirugía), la cirugía de Avance Mandibular, otros procedimientos estéticos como la mentoplastia o rinofast, se realizan en el Instituto Maxilofacial con anestesia local y sedación, permitiendo que el paciente pueda ser dado de alta una hora después de la cirugía sin necesitar ingreso hospitalario.

Hasta hace pocos años, era impensable que procedimientos quirúrgicos de este calibre se realizaran bajo sedación. Nuestros profesionales buscan siempre la manera de conseguir la mayor comodidad, rapidez y recuperación en todos nuestros tratamientos.

Compartir
Comentaris
Nou comentari

BARCELONA:
Centro Médico Teknon
Carrer Vilana, 12 (Off. 185)
08022 - Barcelona
Tel: 933 933 185 - Fax: 933 933 085
atencionpaciente@institutomaxilofacial.com

VALENCIA:
Hospital Quirónsalud de Valencia, en la consulta 4,
ubicada en la calle Artes Gráficas, 4.
Tel: 648 035 521
coordinacionvalencia@institutomaxilofacial.com