La cefalea tensional, una buena compañera del estrés

La cefalea tensional, una buena compañera del estrés

Parafraseando a Flaubert el futuro nos tortura, y el pasado nos encadena. He aquí por qué se nos escapa el presente. Hoy en día, el estrés es uno de los enemigos más frecuentes de nuestras vidas y uno de los responsables de enfermedades muy comunes como la cefalea tensional.

A menudo, este tipo de dolor de cabeza tensional o de estrés se relaciona con trastornos de la articulación temporomandibular (ATM), la articulación formada por la parte superior de la mandíbula y el hueso temporal del cráneo que actúa como una bisagra deslizante y, en ocasiones, puede presentarnos problemas debido a la complejidad de los movimientos que realiza.

Existen patologías de tipo degenerativotraumática o tumoral. En todos estos casos es necesario realizar un completo estudio clínico y radiológico para poder establecer un diagnóstico y proponer de esta forma la intervención más adecuada.

El Instituto Maxilofacial ofrece tres tipos de tratamientos para este tipo de problema: el conservador, terapias con férulas de estabilización hechas a medida junto con sesiones de fisioterapia, el quirúrgico, a partir de una artrocentesis, una artroscopia o, en situaciones más adversas, mediante la sustitución de la articulación por una prótesis y finalmente, el tratamiento menos invasivo, la fisioterapia o reeducación de los hábitos nocivos que provocan y/o favorecen el dolor/trastorno al sistema cráneo-mandibular.

Share