No me gusta mi cara después de mi cirugía ortognática

Te sometiste a tu cirugía, la hinchazón ha disminuido bien y tu mordida es perfecta, pero sientes que todo tu rostro ha cambiado y no reconoces tu nariz, tu sonrisa, etc. Incluso si la gente te dice que te ves mejor, sientes que la cara que te mira desde el espejo no es la tuya ... ¿Es común sentirse así?

La disforia (ansiedad o tristeza) después de una cirugía ortognática o cualquier procedimiento de cirugía plástica no es infrecuente, y son muchos los elementos que favorecen su aparición:

- La recuperación nos hace vulnerables: nuestros cuerpos se están recuperando después de una experiencia traumática, por lo que es normal sentirse un poco bajo de ánimos.

- La medicación te hace sentir extraño y aturdido.

- Tienes mucho tiempo en tus manos durante el período posoperatorio, que (comprensiblemente) pasarás mirando fotos antiguas y comparándolas con la cara deformada que ves en el espejo

- Pasará bastante tiempo antes de que puedas disfrutar de los resultados finales, y mientras tanto, tu rostro sigue cambiando, por lo que aumenta la sensación de extrañeza al mirar tu rostro.

La buena noticia es que no estás solo, de hecho, la mayoría de los pacientes pasan por las mismas fases antes de llegar a aceptar su nuevo rostro:

 

1- En los primeros días después de la cirugía: "¿Qué he hecho?" El malestar y la hinchazón combinados hacen que muchas personas se arrepientan de su decisión, pero afortunadamente esta etapa no dura más de 2-3 días.

Nuestro consejo para esos momentos difíciles:

  • Mira tus programas / películas favoritos
  • Juega juegos sencillos que no requieran pensar mucho
  • Si te sientes abrumado, practica algunos ejercicios de respiración
  • Piensa en los cambios que deseabas y en cómo están cada día más cerca (¿tal vez planificar un cambio de imagen para cuando desaparezca la hinchazón?)

 

2- Después de algunos días o semanas desde su cirugía: "¡No me parezco a mí!" a medida que la hinchazón disminuye y los resultados de la cirugía son cada vez más visibles, es posible que empieces a sentir que tu rostro no es el tuyo; esto es completamente normal después de una cirugía mayor como la cirugía ortognática, pero ten en cuenta que solo tú piensas así (ya que tienes un conocimiento tan íntimo de tu rostro). Mientras que tu sientes que la gente sabe que te sometiste a cirugía desde 1 km de distancia,  la realidad es que el resto de la gente sólo nota un pequeño cambio en tu apariencia, una mejoría que en muchos casos no saben explicar.

Para ayudar en esta etapa:

  • Recuerda por qué decidiste operarte en primer lugar
  • Escribe tus sentimientos, te ayudará a calmar tus emociones, (y más adelante te sorprenderás al leerlos)
  • Recuerda que cada cambio requiere tiempo para acostumbrarse: incluso cuando realizas pequeños cambios como un nuevo peinado, ¡mucho más con una cirugía!

 

3- De 1 a 3 meses después de la cirugía: "¿Me he equivocado?" Durante este período de tiempo, la hinchazón más visible ha desaparecido, pero aún no te pareces mucho a ti mismo (eres más como una versión inflada de ti) tal vez tienes una sonrisa torcida y te falta expresión facial. Muchas personas tienden a pensar que este es su resultado final, por lo que no es de extrañar que sea precisamente durante esta etapa cuando las personas se sientan más descontentas con sus resultados.

  • Es importante saber que sus resultados en esta etapa no son tus resultados finales: ten paciencia: tus rasgos se irán desinflamando y las líneas de tu rostro se irán afinando y definiendo más y más.
  • ¡No desesperes! Esto temporal: solo sabrás si te gustan los resultados finales cuando puedas verlos
  • Siempre es bueno tener un confidente con quien hablar: ¡puede ser un miembro de la familia, un amigo cercano, un terapeuta o incluso tu mascota!
  • Si te sientes realmente ansioso, puedes recurrir a ansiolíticos naturales, como la valeriana, la tila, la melisa o la lavanda, que te ayudarán a relajarte.
  • Haz un pequeño plan para recompensarte después de la dura recuperación: unas vacaciones, una escapada de fin de semana, un día de spa ¡o un día de compras!

 

4-  3 a 6 meses después de la cirugía: “Está bien… supongo” en esta etapa puedes comer y hacer lo que quieras, así que no hay dificultades en esa área, por otro lado, has comenzado a reconciliarte con la cara en el espejo, aunque es posible que no estés completamente satisfecho con tus resultados... ¿adivina qué? ¡Todavía estás hinchado! La hinchazón en esta etapa es mínima, pero aún distorsiona tus rasgos y hace que tu rostro se vea más abultado de lo que debería.

Recuerda:

  • ¡Estás cerca del final! Piensa que las cosas solo mejorarán, y poco a poco irás recuperando esas expresiones faciales que te hacen ser tú mismo.
  • No te obsesiones con las pequeñas cosas: acepta que los resultados nunca serán completamente perfectos o completamente simétricos: todas las caras son asimétricas en menor o mayor medida
  • Normalmente, el tratamiento de ortodoncia postoperatorio también termina durante esta etapa, lo que aumenta el efecto de la cirugía.

5-6 meses a 1 año "¡Valió la pena y lo volvería a hacer!" En esta etapa, el 93% de los pacientes que se sometieron a cirugía ortognática dicen que lo volverían a hacer y están muy satisfechos con sus resultados. En nuestros más de 25 años de experiencia, hemos visto a muchos pacientes pasar por esta montaña rusa de emociones, pero la gran mayoría de ellos terminan amando sus resultados.

En resumen: ¡Date tiempo! Piensa en el futuro, aunque la recuperación pueda ser difícil, siéntete tranquilo por el hecho de que la cirugía ortognática es uno de los procedimientos cosméticos con mayores índices de satisfacción, ¡y seguramente tú también estarás muy satisfech@!

 

 

 

Compartir
¿Qué tan útil te pareció este artículo?

Centro Médico Teknon
Carrer Vilana, 12 (Off. 185)
08022 - Barcelona, España
Tel: 933 933 185 - Fax: 933 933 085
secretaria@institutomaxilofacial.com