Tratamiento del Tumor de Glándulas Salivales

Las glándulas salivales constituyen un sistema o red de glándulas: parótidas, submaxilares, sublinguales y glándulas salivales menores. Su función es secretar saliva para mantener un adecuado estado de humedad, lubricación y pH en nuestra boca. También son responsables de aportar proteínas y líquidos para la correcta salivación de los alimentos.

La mayoría de tumores de las glándulas salivales son benignos. A pesar de su benignidad, estos tumores tienden a crecer provocando una deformidad facial, molestias y dolor y, en ocasiones, afectación del nervio facial, además, un porcentaje de ellos pueden malignizar con el tiempo. Los tumores de comportamiento maligno son los primeros que debe descartar el cirujano maxilofacial.

Causas

Aunque las causas de los tumores de glándulas salivales no están claras, se sabe que se presentan cuando algunas células de una glándula salival tienen mutaciones en su ADN. Existen algunos factores que pueden aumentar el riesgo de padecer tumores de las glándulas salivales, por ejemplo:

  • Edad avanzada:  los tumores de las glándulas salivales suelen aparecer con mayor frecuencia en los adultos mayores, aunque pueden presentarse a cualquier edad.
  • Exposición a la radiación: La radiación de cualquier tipo aumenta el riesgo de tumores de las glándulas salivales.
  • Exposición a determinadas sustancias: Las personas que trabajan con sustancias químicas pueden tener un riesgo mayor de padecer tumores de las glándulas salivales. Los trabajos relacionados con la fabricación de goma, la minería de asbesto y la plomería son los que presentan más riesgo.
  • Tabaco: el tabaco aumenta el riesgo de cáncer en la cavidad oral, orofaringe, hipofaringe y laringe.  Existen más de 50 agentes capaces de producir cáncer reconocidos en el tabaco.
  • Alcohol:   los hombres que consumen más de tres unidades y las mujeres que consumen más de dos unidades de alcohol al día tienen un riesgo mucho más alto de desarrollar cáncer de cabeza y cuello

Síntomas

Los principales signos y síntomas de un tumor en las glándulas salivales son:

  • Un bulto o hinchazón en la mandíbula, el cuello o la boca, o cerca de ellos
  • Entumecimiento de una parte del rostro
  • Debilidad muscular de un lado del rostro
  • Dolor constante en la región de una glándula salival
  • Dificultad para tragar
  • Problemas para abrir mucho la boca
  • Sensibilidad en el área delante de la oreja
  • Enrojecimiento
  • Parálisis facial

 

Descarga nuestra guía de autoreconocimiento de cáncer oral

Diagnóstico

El diagnóstico de los tumores de las glándulas salivales se hace normalmente mediante:

  • Biopsia (aspiración con aguja fina)
  • Tomografía Computarizada y Resonancia Magnética

Donde la TC y la RM localizan el tumor y describen su extensión, mientras que la biopsia se encargará de confirmar el tipo de célula (cancerígena o no).

El tratamiento de la mayoría de las tumoraciones de las glándulas salivales es la cirugía, una intervención que requiere de gran formación y experiencia del equipo quirúrgico, ya que estas glándulas se localizan en áreas muy delicadas por su cercanía con el tronco del nervio facial y arterias y venas de calibre importante.

El tumor de parótida

Los tumores de las glándulas salivales se encuentran mayoritariamente en las glándulas parótidas. En la cirugía de la glándula parótida, el objetivo principal es no dañar y conservar el nervio facial, responsable de la expresividad facial. Éste discurre a través del espesor de la glándula parótida por lo que, en caso de cirugía, debe ser realizada por un equipo experto y con experiencia en este tipo de intervenciones.

El equipo de cirujanos maxilofaciales del Instituto utiliza el neuroestimulador, un dispositivo que da una interpretación audible mediante unos electrodos de la localización del nervio facial. Así, al realizar una parotidectomía -extirpación parcial o total de la glándula parótida, la integridad de la expresividad facial no se ve comprometida.

El neuroestimulador facial

En Instituto Maxilofacial utilizamos un neuroestimulador para prevenir cualquier afectación del nervio facial durante la extirpación de tumores.

El neuroestimulador es un instrumento que nos ayuda a detectar los nervios y sus terminaciones mediante electrodos colocados en los músculos relevantes controlados por aquellos nervios que se encuentran dentro del área intervenida. Así, durante la cirugía podemos localizar con exactitud la presencia del nervio facial o sus ramas para evitar dañarlos.

Este instrumento, junto con la experiencia y habilidad de nuestro equipo de cirujano maxilofaciales, hacen que los procedimientos de cirugía maxilofacial en Instituto Maxilofacial sean muy seguros, sencillos y libres de complicaciones.

Vídeos explicativos y casos reales

BARCELONA:
Centro Médico Teknon
Carrer Vilana, 12 (Off. 185)
08022 - Barcelona
Tel: 933 933 185 - Fax: 933 933 085
secretaria@institutomaxilofacial.com

VALENCIA:
Hospital Quirónsalud de Valencia, en la consulta 4,
ubicada en la calle Artes Gráficas, 4.
Tel: 648 035 521
coordinacionvalencia@institutomaxilofacial.com