Anestesia en las cirugías maxilofaciales ambulatorias

Todo procedimiento quirúrgico genera cierto nerviosismo y estrés en el paciente, es por ello que la realización de una adecuada sedación es fundamental y necesaria para el paciente y para el correcto desarrollo de la cirugía. Dentro de la especialidad de Cirugía Maxilofacial existen distintos tipos de intervenciones de mediana complejidad que pueden realizarse de forma ambulatoria sin necesidad de ingreso hospitalario (mentoplastias, SARPE, rinoplastias, cirugía de implantes cigomáticos, cirugía de cordales, cirugías de regeneración ósea, etc).

Este circuito quirúrgico ambulatorio tiene grandes beneficios para el paciente:

  • una mayor agilidad en la realización del tratamiento
  • un menor coste económico global
  • una menor complejidad de la cirugía en sí

Ahora bien, para poder llevar a cabo una cirugía de forma ambulatoria, deben reunirse una serie de condiciones que garanticen la mayor seguridad y confort para el paciente, como la utilización de abordajes quirúrgicos mínimamente invasivos,  la utilización de técnicas de sedación endovenosa y una adecuada infiltración con anestésicos locales.

 

¿Se utiliza el mismo tipo de anestésico para todo el mundo?

No. Para conocer con exactitud el tipo y cantidad de anestésicos necesarios en cada caso se hace una valoración preoperatoria del paciente, que se realiza de la misma manera que para los procedimientos quirúrgicos realizados en quirófano. Esta valoración consta de varios pasos:

  • Una exploración física del paciente y un correcto estudio de su historia clínica.
  • Valoración de alergias, hábitos tóxicos y medicación crónica del paciente.
  • Realización de pruebas complementarias (analítica, ECG, etc).
  • Firma del consentimiento informado anestésico.

 

A través del resultado de esta valoración se establece una clasificación del riesgo anestésico del paciente para evaluar el riesgo que plantea la anestesia en cada caso concreto.

 

¿Cuál es el procedimiento durante la cirugía?

El primer paso es la sedación intravenosa del paciente, de manera que se minimicen las molestias y el paciente entre en un agradable estado de relajación y confort. Para lograr este efecto se utiliza una combinación de medicamentos con diferentes efectos: ansiolíticos, hipnóticos y opiáceos, donde la dosis y el tipo de anestésico se han establecido previamente en base a la valoración preoperatoria del paciente.

Después, ya que el paciente está sedado, y un poco antes de iniciar la cirugía, el cirujano maxilofacial realiza una infiltración con anestésicos locales en la zona quirúrgica a intervenir. Esta infiltración tiene como objetivo conseguir una completa insensibilidad del área a tratar.

Es importante también saber que el anestesiólogo está presente durante toda la cirugía y regula el nivel de hipnosis, que puede ser variable dependiendo del momento quirúrgico. Asimismo, la respiración y el ritmo cardiaco del paciente son monitorizados durante todo el proceso, de la misma manera que si estuviera en quirófano, y se le administra oxígeno a través de una cánula de gafas nasales.

 

¿Cómo es el postoperatorio tras la sedación?

La medicación utilizada durante la sedación quirúrgica se metaboliza muy rápidamente, lo que permite que el paciente recupere un nivel de conciencia adecuado de forma bastante rápida, pudiendo así trasladarse a su domicilio sin dificultad. De ser necesario, existen también fármacos antagonistas que pueden ser administrados para revertir más rápidamente su efecto. Además, la aplicación por vía endovenosa de los sedantes permite una menor inflamación durante el postoperatorio inmediato.

La cirugía ambulatoria tiene como objetivo final que el paciente pueda trasladarse a su domicilio después de la intervención, en un estado de lucidez y autosuficiencia, aunque siempre se recomienda que esté acompañado por un familiar, amigo o pareja durante el traslado postquirúrgico. Asimismo, antes del alta se comprueba que el paciente tolere la ingesta oral de líquidos.

En las cirugías de carácter ambulatorio que realizamos en  Instituto Maxilofacial  colaboramos con el equipo anestésico de SEDATIUM, un colectivo de médicos especialistas en Anestesiología con una experiencia profesional de más de 15 años de experiencia en el sector. De esta manera, garantizamos la seguridad de nuestros pacientes y mantenemos nuestros estándares de excelencia en todos los aspectos del procedimiento.

 

Contenido relacionado:

¿Qué ventajas te ofrece la cirugía mínimamente invasiva?

Compartir
¿Qué tan útil te pareció este artículo?

Centro Médico Teknon
Carrer Vilana, 12 (Off. 185)
08022 - Barcelona
Tel: 933 933 185 - Fax: 933 933 085
coordinacion@institutomaxilofacial.com