Reverse facelift: el método de rejuvenecimiento facial más duradero y natural

Una gran proporción de casos de lifting facial se hacen siguiendo un diagnóstico erróneo: los pacientes acuden al cirujano buscando una solución para el descolgamiento de sus tejidos blandos, y éstos suelen aconsejar un lífting facial, cuando en realidad la falta de soporte de los tejidos en muchos casos se debe a una falta de proyección de la estructura ósea del paciente.

El lífting facial es un procedimiento en el cual el cirujano estira hacia atrás la piel del rostro, y corta el exceso de tejido blando. Este tratamiento está indicado para rejuvenecer el rostro en personas que tengan una estructura ósea bien balanceada y presenten descolgamiento del tejido blando. Por otro lado, cuando dicho descolgamiento se debe una mala colocación de los huesos faciales, el lífting facial consigue un resultado poco natural y/o acentúa la falta de armonía del rostro del paciente.

Cuando el paciente no tiene una buena proyección ósea en el rostro, la cirugía ortofacial con avance bimaxilar, o reverse facelift, es el tratamiento indicado.

En este procedimiento quirúrgico, el cirujano maxilofacial adelanta (y de ser necesario, rota) los huesos mandibular y maxilar en bloque. Al proyectar los huesos faciales a su posición idónea se logra proporcionar un correcto soporte a los tejidos blandos, dando tensión a la cara de una manera muy natural, al mismo tiempo que consigue un correcto balance de las facciones del paciente. Así, el reverse facelift consigue un gran efecto rejuvenecedor del rostro y una mayor definición en la línea del cuello, el contorno mandibular, el mentón y los labios.

El reverse facelift es un lífting al revés: en lugar de estirar la piel hacia atrás, se lleva la estructura ósea hacia adelante, con lo que la piel se tensa de manera natural, logrando un gran efecto rejuvenecedor y una mejor armonía facial.

 

Pero ¿cómo saber si tengo una buena proyección ósea en el rostro?

plano de referencia de BarcelonaEs muy sencillo, en una foto de perfil, localiza la base de tu nariz y traza una línea vertical partiendo de ese punto. Según el plano de referencia diseñado y publicado por el Dr. Hernández Alfaro, en los pacientes con una buena proyección ósea, tanto el maxilar como la mandíbula deben tocar o estar por delante de dicha línea, si esto no es así en tu caso, lo más seguro es que tus huesos no tengan la proyección adecuada.

 

Si éste es tu caso, una visita con el cirujano maxilofacial es lo más indicado para confirmar el diagnóstico. Llámanos al +34 933933185 o escríbenos a coordinacion@institutomaxilofacial.com para aprender más sobre el reverse facelift y sus beneficios.

 

Relacionado:

Plano de referencia de Barcelona
CIRUGÍA ORTOGNÁTICA: ¿CIRUGÍA ESTÉTICA O FUNCIONAL?

Compartir
¿Qué tan útil te pareció este artículo?

Centro Médico Teknon
Carrer Vilana, 12 (Off. 185)
08022 - Barcelona
Tel: 933 933 185 - Fax: 933 933 085
coordinacion@institutomaxilofacial.com