Cómo reducir la inflamación después de una cirugía ortognática

Aunque nuestros pacientes operados de cirugía ortognática no suelen referir dolor durante su postoperatorio, la mayoría están de acuerdo en que la hinchazón es la fuente más importante de malestar, especialmente durante los tres primeros días, período en que ésta alcanza su pico, para después disminuir gradualmente.

En este aspecto, podemos distinguir entre dos tipos de inflamación:

  • inflamación superficial: es la más notoria y las más molesta, pero también es la que desaparece más rápidamente.
  • inflamación residual: se concentra en los tejidos más cercanos al hueso, y no es tan notoria como la superficial, siendo normalmente el paciente y aquellos que le conocen bien los únicos en notar esta inflamación. Este tipo de inflamación puede tardar hasta 18 meses en desaparecer completamente (¡paciencia!).

 

Aunque el tiempo es el mejor aliado para combatir una y otra, existen distintos productos y acciones que pueden ayudar en gran medida a acelerar el proceso de desinflamación:

 

En el hospital:

  • Elevación: las enfermeras te ayudarán a incorporarte lo antes posible para ayudar a que los líquidos retenidos se muevan hacia abajo y así eliminarlos más fácilmente. Se recomienda mantenerse a unos 45° de inclinación.
  • Medicación: durante tu estancia hospitalaria la medicación será por vía intravenosa, así que no necesitas preocuparte de ello.
  • Movimiento: es importante comenzar a caminar lo antes posible, en cuanto te sientas con ánimo de hacerlo. De esta manera se movilizan los fluidos y se activa la circulación de retorno.
  • Frío: se te colocará una máscara de frío constante que te ayudará a reducir la inflamación, al tiempo que te proporciona una sensación de alivio.
  • Masaje linfático: Nuestras enfermeras realizan a los pacientes dos sesiones de masaje de drenaje linfático durante su estancia hospitalaria.
  • Líquidos: beber agua te ayudará a desechar toxinas y limpiar tu cuerpo, ayudando asimismo al proceso de desinflamación.

Relacionado: ¿Qué cuidados postoperatorios realizamos en el Instituto Maxilofacial?

 

En casa:

Además de continuar con una buena hidratación, en casa podemos llevar a cabo otras acciones para disminuir la hinchazón:

  • Alimentación: Uno de los aspectos más importantes para un buen postoperatorio es mantener una alimentación bien balanceada asegurándonos de descartar alimentos tóxicos o desnaturalizados que, directa o indirectamente, incrementan los marcadores pro-inflamatorios. Algunos alimentos recomendados para combatir la inflamación son: piña, cebolla, pimiento, frutos rojos, frutos secos, semillas de lino, cacao, aceite de oliva, pescado graso, ajo y especies como la cúrcuma o el jengibre. Asimismo, el té verde es una buena opción como bebida antiinflamatoria y para variar en el consumo de agua.
  • Actividad:Nuestro equipo médico subraya la importancia de mantener una actividad física razonable y aumentarla progresivamente (según recomendaciones) hasta alcanzar los niveles de antes de la cirugía.
  • Ejercicios: realizar los ejercicios indicados por tu enfermera a cargo ayudará no sólo a combatir la inflamación del rostro, sino a recuperar la expresividad y la correcta función de la mordida. De igual modo, las actividades como el yoga o la meditación nos pueden ayudar a superar los momentos más difíciles o de más agobio.
  • Árnica: es una planta que posee propiedades analgésicas y antiinflamatorias, además de reducir la formación de hematomas. Se aplica de forma tópica en forma de gel o pomada.
  • Medicación: tu enfermera a cargo te proporcionará los medicamentos indicados según tu historial, y la pauta para tomarlos adecuadamente.

Relacionado: Top 9 indispensables para tu recuperación postoperatoria

 

En cuanto a las máscaras de calor y frío que se recomiendan en muchos blogs, nuestro equipo médico desaconseja su uso.

 

Si bien el calor puede ayudar a disminuir el malestar, también incrementa el flujo sanguíneo, contribuyendo a aumentar la inflamación en el área, un efecto completamente contrario al buscado. En cuanto al frío, la máscara que se coloca los primeros días en el hospital sirve para controlar la inflamación durante los días en que ésta va en aumento. Una vez en casa, se recomienda su uso sólo durante las primeras 24 horas,  momento en que la inflamación alcanzará su mayor nivel. Después de este período empezará a disminuir por sí sola; aplicar frío durante este período tendría un efecto endurecedor sobre el área, creando un edema duro y enrojecido que es más difícil de eliminar.

Para finalizar, una buena actitud puede marcar una gran diferencia durante el período postoperatorio, ya que el estrés puede hacer que todo este proceso sea mucho más largo y difícil.

 

Te puede interesar:

Todo lo que necesitas saber sobre la falta de sensibilidad después de una cirugía ortognática

¿Es dolorosa la cirugía ortognática?

¿Qué ventajas te ofrece la cirugía mínimamente invasiva?

Compartir
¿Qué tan útil te pareció este artículo?

Centro Médico Teknon
Carrer Vilana, 12 (Off. 185)
08022 - Barcelona
Tel: 933 933 185 - Fax: 933 933 085
coordinacion@institutomaxilofacial.com