10 consejos para recuperar la expresividad después de una cirugía ortognática

Para mover la cara, se envían mensajes desde el cerebro a los músculos faciales a través de un nervio llamado nervio facial. Los mensajes enviados por estos nervios te permiten sonreír, fruncir el ceño, cerrar los ojos, etc. Debido a la importancia de la mímica facial en las relaciones humanas y los efectos anatómicos, fisiológicos y psicológicos de sus alteraciones, estudios recientes evaluaron la movilidad facial de pacientes sometidos a tratamientos quirúrgicos que involucran huesos faciales, ya que durante la cirugía el nervio facial puede quedar irritado y no transmitir correctamente.

Evidencias encontradas en diversos estudios señalan que el tratamiento quirúrgico ortognático no parece modificar la movilidad facial, por el contrario, han demostrado una mejora de la amplitud en sonreír y fruncir las cejas, y el análisis 3D de los movimientos faciales mostró que un año después de la cirugía, la movilidad facial era muy similar a aquella que se tenía antes de la cirugía.

Por otro lado, antes de alcanzar la normalidad, pasaremos por muchas fases durante nuestra recuperación, y puede ser un largo camino hasta que finalmente recuperemos la plena movilidad y nos sintamos nuevamente como nosotros mismos.

Por eso, hoy queremos compartir 10 consejos para acelerar la recuperación de la expresividad facial tras una cirugía ortognática:

1) Dado que la cirugía genera una contractura en los músculos masticatorios, el movimiento puede resultar difícil al principio. Si su mejilla está adormecida después de la cirugía, es posible que corra el riesgo de morderse el interior de la mejilla o el labio al hablar. Para evitar esto:
- Enjuague su boca regularmente con agua o un enjuague bucal específico si se le ha recetado.
- Evite alimentos y bebidas calientes, ya que no tendrá sensibilidad para notar la temperatura
Si llega a morderse por accidente, enjuague su boca con clorhexidina o bien aplíquese en la zona en formato de gel.

2) Use cuchara y vaso para sus comidas desde el primer momento, usar jeringas de alimentación solo ralentizará los tiempos de recuperación, y debe evitarse a menos de que sea indicado por su médico. Recuerde también evitar las pajitas, ya que la succión favorecerá el sangrado y desalojará los coágulos que se están formando dentro de su boca, y que son necesarios para una curación más rápida.

Le puede interesar: Por qué no debemos beber con pajita después de nuestra cirugía ortognática

3) Comer y hablar con la mayor normalidad posible es un buen ejercicio para los músculos faciales, pues favorece la recuperación de éstos. Durante la primera semana, simplemente intentar abrir y cerrar la boca sin forzar, hablar, vocalizar puede ayudar a mejorar el tono muscular, y el movimiento.

4) A la segunda semana, debería poder colocar dos dedos entre los dientes frontales de manera cómoda y puede comenzar a presionar suavemente con los dedos entre los dientes posteriores a cada lado de la boca para ayudar a estirar suavemente los músculos de la mandíbula. Hacer estos ejercicios de estiramiento, así como mover la mandíbula de lado a lado y hacia adelante y hacia atrás, le ayudará.

5) A la tercera semana, coloque una pinza (de ropa) de madera en su boca y ábrala suavemente, haga 10 repeticiones e intente abrir más cada día. Es importante usar madera y no plástico, ya que éste último puede romperse fácilmente y lastimarle.

6) Una vez conseguida la máxima apertura central, agregue una segunda pinza, colocando una a cada lado de la boca e inicie ejercicios de abrir y cerrar. A medida que progresa en la apertura, coloque las pinzas cada vez más hacia la parte posterior de la boca y continúe con los ejercicios.

7) Una vez que pueda comer alimentos semisólidos, intente masticar por los dos lados de la mandíbula (evite masticar solo de un lado). Normalizar las funciones de la boca siempre que sea posible ayudará a la recuperación.

8) Sea consciente de cuánto puede abrir su boca; el uso de una regla milimétrica le ayudará a controlar su progreso. Para la cuarta semana, debería poder colocar tres dedos entre los dientes frontales. También es muy importante mover los músculos utilizados para las expresiones faciales.

9) La partes blandas cuestan más tiempo de recuperar. Hay algunos estiramientos que sirven para prevenir o reducir este efecto: Estirar los labios lo más posible ( bien sonriendo o pronunciando la X ) y leer en voz alta gesticulando (incluso exagerando) cada sonido, abrir y cerrar, resumiendo, trabajar mucho la mímica facial y además, el acto de besar es un muy buen ejercicio para tonificar los músculos labiales ¡Dé un beso de despedida a la rigidez! ;)

10) Para ayudar a estimular su conciencia del movimiento facial cuando el nervio aún se está recuperando, puede ser útil realizar un masaje suave. Los ejercicios no harán que el nervio se recupere más rápidamente, pero enfatizar sus movimientos le ayudará a prevenir el "desgaste muscular", que puede contribuir a la debilidad facial relacionada con los nervios. Con el dedo, haga un “barrido” del interior de la mejilla, de atrás hacia adelante y de arriba hacia abajo, comenzando por el lado derecho y repita con el lado izquierdo. Luego, pase a la cabeza usando movimientos circulares suaves con las yemas de los dedos en la parte frontal del cuero cabelludo (como si se lavara el cabello). Prosiga hacia abajo por la frente, alrededor de los ojos, la nariz y la boca, hasta el cuello.

Para todos los ejercicios indicados, recuerde que cualquier ejercicio debe ser suave. Use un espejo para trabajar la simetría y mantenga cada movimiento durante 1 a 3 segundos, luego relájese y repita. Haga los ejercicios de forma intermitente a lo largo del día.

Como podemos ver, la recuperación de una cirugía requiere mucho esfuerzo, y el progreso posquirúrgico es a veces incómodo y lento. Sin embargo, con cierta determinación y atención a estas instrucciones, puede maximizar su proceso de curación y sentirse plenamente recuperado en menos tiempo.

 

Contenido relacionado:

Todo lo que necesitas saber sobre la falta de sensibilidad después de una cirugía ortognática

Cómo reducir la inflamación después de una cirugía ortognática

¿Cómo es el postoperatorio de una cirugía ortognática?

Compartir
¿Qué tan útil te pareció este artículo?
4.2/5 - (5 votos)

FACIAL SURGERY, S.L.P.
Centro Médico Teknon
Carrer Vilana, 12 (Off. 185)
08022 - Barcelona, España
Tel: 933 933 185
secretaria@institutomaxilofacial.com