¿Cómo es el postoperatorio de una cirugía ortognática?

Aunque la cirugía ortognática/ortofacial sea un procedimiento bastante serio, la realidad es que en los últimos años ha pasado de ser una cirugía bastante larga y traumática para el paciente, a un procedimiento rápido y llevado a cabo mediante técnicas mínimamente invasivas que hacen que el proceso de recuperación sea bastante menos incómodo de lo que solía ser.

Tras muchos años de experiencia e incontables pacientes de cirugía ortognática, en Instituto Maxilofacial podemos decir que conocemos bastante bien el proceso por el que pasan nuestros pacientes después de la cirugía.

El primer aspecto a notar es que es muy común que los pacientes nos refieran menos dolor del esperado, en una gran mayoría de los casos el dolor es perfectamente controlado por los medicamentos que proveemos en nuestro centro, y algunos pacientes ni siquiera llegan a necesitar los analgésicos.

En Instituto Maxilofacial, la recuperación de una cirugía ortognática sigue unos pasos muy específicos:

recovery milestones in orthognathic surgery

  • Una vez finalizada la cirugía, nuestros pacientes suben a su habitación del hospital con una máscara de hiloterapia puesta. Esta máscara mantiene una temperatura fría y constante que ayudará a combatir el dolor y la inflamación durante esos primeros momentos.
  • Después, la enfermera asignada de cada paciente le realiza un suave masaje de drenaje linfático, que tiene un efecto relajante y antiinflamatorio.
  • Más tarde, se sirve la cena (dieta completamente líquida) y se prepara al paciente para pasar la noche. En este punto toda la medicación es intravenosa, así que no hay que preocuparse por tomar ningún medicamento.
  • Al día siguiente hay una segunda visita de la enfermera asignada, que realiza un segundo masaje de drenaje linfático y entrega al paciente una bolsa que contiene su medicación, las pautas para tomarla, y otros artículos necesarios para su higiene y cuidado durante los próximos días.
  • El siguiente paso es el alta hospitalaria, después de la cual, el paciente tiene una consulta con su cirujano para discutir su cirugía y su recuperación. Durante esta misma visita, se enseña al paciente cómo realizar su higiene en casa, así como los ejercicios a realizar para una mejor recuperación, y se fija un día y hora para su próxima visita de control.
  • Una vez en casa, el paciente tendrá materiales de apoyo en diversos formatos (impresos y audiovisuales) además de contacto directo con su enfermera asignada, para aclarar las dudas que van surgiendo en el proceso.
  • Es importante saber que la inflamación llegará a su nivel máximo al tercer día desde la cirugía, y a partir de entonces comenzará a bajar y el paciente se encontrará mucho más cómodo.
  • Durante la primera semana, el paciente puede consumir una dieta exclusivamente líquida. A diferencia de algunos centros, nuestros pacientes no llevan la boca bloqueada con alambre rígido, sino con gomas removibles, por lo que pueden abrir y cerrar la boca en la medida de sus posibilidades y retirar sus gomas para comer/limpiarse.
  • A la segunda semana, los pacientes dan el paso de dieta líquida a dieta blanda, y deben comenzar con sus ejercicios bucales de apertura, subiendo gradualmente la intensidad de los mismos, así como mantener una buena actividad física.
  • Una buena parte de nuestros pacientes se reintegra a su rutina normal entre la tercera y cuarta semanas tras la cirugía, cuidando en todo momento de no realizar esfuerzos excesivos y/o deportes de contacto, e integrando comidas sólidas poco a poco hasta alcanzar una dieta normal.
  • Tras un mes, la inflamación más notoria habrá desaparecido, pero es importante saber que aún queda inflamación residual, que hace que las líneas de nuestro rostro se vean poco definidas y no podamos reír o gesticular con normalidad. Esto es completamente normal, así como tener insensibilidad en algunas zonas del rostro (especialmente la boca) que irán “despertando” gradualmente.
  • Dependiendo de cada caso, los aparatos de ortodoncia se retiran aproximadamente a partir de los 6-8 meses tras a cirugía, una vez que la mordida está en su posición ideal, y completamente estabilizada.
  • Para realmente apreciar los resultados reales de la cirugía, es necesario esperar entre 10 y 12 meses, a que la inflamación desaparezca por completo y las líneas de nuestro rostro reaparezcan.
  • En resumen, para la gran mayoría de personas el proceso de recuperación después de este tipo de cirugía (ortognática/ ortofacial, monomaxilar o bimaxilar) no es un proceso traumático o doloroso, pero sí uno que requiere de mucha voluntad para sobrellevar los momentos más agobiantes, y paciencia para esperar al momento en que finalmente podamos ver nuestros resultados finales. Llámanos al +34 933933185 o  escribe a atencionpaciente@institutomaxilofacial.com si quieres más información sobre cirugía ortognática/ortofacial en nuestro centro.

     

    Contenido relacionado:

    ¿Qué cuidados postoperatorios realizamos en el Instituto Maxilofacial?

    No me gusta mi cara después de mi cirugía ortognática

    ¿Se deben retirar las placas después de una cirugía ortognática?

    Cómo reducir la inflamación después de una cirugía ortognática

    Top 9 indispensables para tu recuperación postoperatoria

    Compartir
    ¿Qué tan útil te pareció este artículo?
    5/5 - (4 votos)

    FACIAL SURGERY, S.L.P.
    Centro Médico Teknon
    Carrer Vilana, 12 (Off. 185)
    08022 - Barcelona, España
    Tel: 933 933 185
    secretaria@institutomaxilofacial.com